Adolescentes del ICBF recibieron su libreta militar

Jóvenes que se encuentran bajo protección del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, enmarcado en un convenio con el Ejército Nacional, se beneficiaron con la entrega de 107 libretas militares. Con esta entrega se dio inicio a un convenio macro suscrito entre las dos entidades del Estado, el cual beneficiará a niños, niñas, adolescentes y familias de militares en la ciudad de Bogotá.

Esta ceremonia es una de las primeras acciones que se llevarán a cabo en desarrollo del convenio, el cual contempla la atención a las familias de los miembros del Ejército Nacional con los programas dirigidos a la primera infancia, la niñez, adolescencia y familia que opera el ICBF en Bogotá, como también ofrecer la orientación del portafolio de servicios mediante los cuales se adelantan los procedimientos administrativos para la protección de los derechos de los niños y las niñas.

En su intervención ante los asistentes del evento, el comandante del Ejército Nacional, general Alberto José Mejía, resaltó las bondades que se derivarán de este convenio para el beneficio de la familia militar. El alto oficial manifestó que el ICBF, es un patrimonio de la Nación, institución que se ha venido impregnando en el corazón de los colombianos.

“Hace dos años era el comandante de todas las Fuerzas Especiales y en una operación militar contra un sujeto de alto valor, al llegar a él, me reportan las tropas que hay una docena de niños, lo que cambió el rumbo de la misión, por una enmarcada en el Derecho Internacional Humanitario, logrando recuperar 12 menores y entregarlos al ICBF del Putumayo”, refirió durante su intervención el general Alberto José Mejía Ferrero.

Agregó: Venir acá a entregar estas 107 tarjetas militares es una gran victoria, es un punto de honor como soldado, quiero decirles, que no pueden desaprovechar de ver el mundo con esperanza.

Finalmente dijo que entregaba las 107 tarjetas en nombre de los soldados que están en los páramos, pasando sobre campos minados, soldados en la selva empapados de agua lluvia y defendiendo la paz.

Diana Arboleda, directora de la regional del ICBF Bogotá, sostuvo: En el momento coyuntural que vive nuestro país, las instituciones se transforman, asumiendo nuevos roles, misiones y capacidades, con una visión que cambia paradigmas y responde a la nueva realidad de la Nación. Estos cambios exigen que nuestros esfuerzos se orienten a evolucionar estructuralmente. En nuestro caso puntual, en el desarrollo articulado de acciones que fortalezcan y garanticen el bienestar de la niñez, la adolescencia, las comunidades en situación de vulnerabilidad, así como la familia militar a través de los programas y componentes que conforman el Sistema Nacional de Bienestar Familiar.

De otra parte, el Ejército Nacional continuará ofreciendo el apoyo a los jóvenes del ICBF con los trámites de regularización para la definición de su situación militar, quienes también a través del desarrollo del convenio macro tendrán la oportunidad de vincularse a sus instituciones de educación superior con la posibilidad de adelantar la carrera militar en la Institución, entre otros beneficios.

En lo corrido del presente año, comunidades vulnerables en todo el país han contado con el apoyo del Comando de Reclutamiento y Control Reservas, en cuanto al proceso de definición de su situación militar.