Ejército Nacional honra la memoria de sus héroes y acompaña a sus familias

La desaparición forzada es un delito que permanece en el tiempo, afectando a la sociedad colombiana, legislado en el país desde el año 2000 y considerado por la comunidad internacional como un crimen atroz. Desafortunadamente, el Ejército Nacional  no ha sido ajeno a este fenómeno, desde  el 12 de marzo de 1997, fecha en la cual se registra la primera desaparición forzada de un miembro de la Institución, hasta nuestros días,  139 militares se encuentran en esta condición.

Como un homenaje a estas personas que fueron arrancadas del seno de sus hogares, el Ejército Nacional conmemora el día Internacional de la Desaparición Forzada, reiterándole a Colombia y al mundo entero que estos hombres y mujeres desaparecidos en el cumplimiento de su deber siguen en el corazón de los miembros de la Institución y permanentemente se hace acompañamiento a sus familias hasta encontrarlos o esclarecer la verdad de los hechos.

Es triste ver como familias enteras han quedado destruidas y desintegradas porque un día, sin pensarlo, se despidieron de sus seres queridos sin saber que sería la última vez que los verían; madres, esposas e hijos, lloran por su partida, pero sobre todo por la incertidumbre de no saber el paradero del ser amado, sumado a la impotencia de no tener en sus manos, la solución para aliviar su aflicción, porque ni siquiera tienen la certeza de conocer las circunstancias en las que sucedió la desaparición.

Esta es una penosa realidad que viven a diario y que su tragedia solo acabará el día que regresen o que sepan de su suerte y su paradero, en algunos casos el conocimiento de la verdad puede mitigar los daños, pero por las circunstancias son pocos los casos que tienen resolución.

Por esta importante razón y con respecto al tema de los militares desaparecidos, muchos de ellos con más de 20 años en esa condición, el Departamento Jurídico Integral, CEDE 11 del Ejército Nacional en Coordinación con la Fiscalía Nacional Especializada de Justicia Transicional, aporta el soporte jurídico que permite establecer las circunstancias de tiempo, modo y lugar en que ocurrió la desaparición, para lograr la ubicación, identificación y entrega digna a sus familiares.  Igualmente en el marco de la Ley 1448 de 2011, se trabaja por la visibilización, dignificación y garantías de no repetición de las víctimas de esta conducta proscrita por el Derecho Internacional Humanitario.

Vale la pena recordar que desde diciembre de 2010, la Asamblea General de las Nacional Unidas, luego de la aprobación de la Convención Internacional para la Protección de todas las personas, reglamentó el 30 de agosto como el Día Internacional de las Víctimas de Desapariciones Forzadas.

En Colombia, el Ejército Nacional, organizaciones no gubernamentales y grupos de familiares de los desaparecidos, aprovechan la ocasión para recordarle a la sociedad y a las autoridades que ellos existen o existieron y, que la labor incesante debe continuar hasta esclarecer verdades, que pueden ser muy dolorosas, pero necesarias. A la vez que manifiestan a viva voz que la desaparición forzada sigue siendo una práctica que infunde terror en la sociedad, utilizada cada vez más, por parte de los grupos armados organizados.

En este sentido, y con ocasión a la conmemoración del día internacional de la desaparición forzada, el 30 de agosto, el Ejército Nacional a través del departamento Jurídico Integral, en coordinación con el Ministerio de Defensa Nacional, las Fuerzas Militares y la Policía Nacional realizará la exposición de la galería itinerante de desaparecidos, en las instalaciones del Centro de Memoria, Paz y Reconciliación, ubicado en el centro de Bogotá con el propósito de visibilizar y dignificar a las víctimas militares y sus familias. Allí, se presentará un taller de cuenteros por el Comité Internacional de la Cruz Roja, CICR, como un homenaje a las víctimas del delito de desaparición forzada.

Asimismo, el 31 de agosto la galería fotográfica se trasladará a las instalaciones de la Procuraduría General de la Nación, donde en las horas de la mañana se estará realizando un ejercicio de memoria histórica de aquellos seres humanos que jamás deben ser olvidados.