Un homenaje a nuestros héroes y a sus familias

Por ser una fecha especial para las Fuerzas Militares, el Ejército Nacional recuerda y honra la memoria de quienes cayeron en el cumplimiento de su misión, y hace un reconocimiento  al valor de los militares heridos, que con esfuerzo han logrado salir adelante y tienen una historia de superación para contarle al mundo.

A través del tiempo son muchos los hombres que dejaron hasta el último suspiro de vida en el cumplimiento de su misión, portaron con orgullo su uniforme e hicieron uso legítimo de las armas, que les dio la República, para defender a los ciudadanos y garantizar la paz y tranquilidad de los mismos. Son militares que han hecho historia como héroes anónimos, muriendo en el cumplimiento de su deber, y sin embargo, la mayoría de  las veces hacen parte de los vagos recuerdos de quienes aún siguen con vida.

También existen otros personajes valerosos, de cualidades humanas admirables, que sin ser famosos o contar con títulos honoríficos, han hecho parte de la construcción de una Colombia mejor, con enorme sacrificio, al recorrer, sin importar las condiciones de modo, tiempo y lugar, en medio de adversidades notables, los rincones del territorio nacional donde los violentos insisten en causar daño con sus acciones.

Dejar a su familia, padres, hijos, hermanos y esposas, a quienes les tocó aprender a amarlos desde la distancia, y estar expuestos a sortear los peligros e inclemencias de la guerra, son algunas de las situaciones a las que se tuvieron que enfrentar estos Héroes Multimisión.

Desde hace 14 años, y gracias a la Ley 913, reglamentada por el Gobierno nacional, donde en su artículo 1.o establece el 19 de julio «como el Día de los Héroes de la Nación y sus Familias, para que las Autoridades Civiles, Militares, de Policía y Eclesiásticas realicen ceremonias con la presencia de los beneficiarios de la presente ley y exalten sus logros y en agradecimiento a sus familias», los colombianos, y con ellos las Fuerzas Militares, realizan una ceremonia marcial en el monumento a los Héroes Caídos en Acción, mientras que en todas las unidades del Ejército se les rinde igualmente un sentido homenaje.

El 19 de julio es una fecha importante, porque es la oportunidad de agradecer, recordar y conmemorar a aquellos héroes de carne y hueso que, lejos de tener poderes sobrenaturales para salvar el mundo, tienen un corazón que late cuando de defender la soberanía se trata y una piel que transpira el sudor que producen los sacrificios por los demás. En este grupo no solo están aquellos que murieron, sino que también se encuentran los militares que, cargados de amor y pasión por el trabajo, sufrieron lamentablemente las consecuencias del uso indiscriminado de artefactos explosivos improvisados o minas antipersona por parte de los grupos armados ilegales.

 En este sentido, el Departamento Jurídico Integral del Ejército Nacional, CEDE 11, bajo el mando del brigadier general Juan Carlos Ramírez Trujillo, cuenta con la Dirección de Apoyo a la Transición, cuya importante misión es visibilizar, sensibilizar y dignificar a los miembros del Ejército Nacional víctimas del conflicto armado y a sus familias. Igualmente, se apoya el reconocimiento de la condición de víctimas ante la Unidad de Atención y Reparación Integral para las Víctimas, teniendo en cuenta que las mismas hacen parte del centro de gravedad del Sistema Integral de Verdad, Justicia y Reparación, compuesto por la Comisión de la Verdad, la Jurisdicción Especial para la Paz y la Unidad de Búsqueda de personas dadas por desaparecidas.

A quienes sufrieron heridas por artefactos explosivos improvisados, AEI, se les hace acompañamiento psicológico, orientación y asesoría legal. Vale la pena recordar que se trabaja de manera coordinada con la oficina de Desaparición Forzada de la Fiscalía General de la Nación, labor alineada con el punto 5 del Acuerdo Final para la Paz.

 Así mismo, el objetivo del CEDE 11 es jamás olvidar a los que un día dieron su vida por los colombianos,  a sus familiares y a los que están vivos pero con una lesión importante en su cuerpo. Para ello existe la sección de Memoria Histórica que, a través de los Grupos de Investigación del contexto para la construcción de la Memoria Histórica, investiga los hechos más importantes de cada región, para realizar en el futuro publicaciones que den a conocer la historia contada a partir de insumos y relatos de las Fuerzas. De esta manera, los habitantes de las regiones del país donde el Ejército Nacional ha servido al restablecimiento del orden constitucional mantendrán en su mente y en su corazón a los soldados de la Institución.