Alumnos de la ESPRO entrenados y capacitados

Con una marcha de 10 kilómetros se pone a prueba el trabajo en equipo y la capacidad física de los alumnos del curso n.°56

Esta exigente prueba ayuda al alumno a adaptarse a largas caminatas en terrenos agrestes, con diferentes dificultades y obstáculos llevando a cuestas su armamento y su equipo con un peso aproximado de 20 kilogramos.

A las 4 de tarde y con una temperatura de 31 grados centígrados, los alumnos inician, con energía y entusiasmo su desplazamiento en medio de voces de animación.

El éxito de este ejercicio está dado por el trabajo en equipo y la perseverancia de cada una de las escuadras que en conjunto deben completar el recorrido en menos de 90 minutos.

Durante el curso de formación, la prueba va aumentando su grado de exigencia y finaliza con un recorrido de 20 kilómetros.