Los guardianes de la vida

En los sitios más lejanos de Arauca, donde el sol besa la tierra, donde se puede divisar la inmensidad de las sabanas, amanece más temprano y la noche arrulla con el canto de los grillos, las chicharras y las ranas… allí, están siempre, ellos, valerosos héroes dispuestos a velar por la tranquilidad de cientos de llaneros.

Hombres multimisión que, sin importar las inclemencias del invierno, trabajan día a día por la seguridad de esos ‘criollos’ que disfrutan de las infinitas bendiciones que Dios le otorgó al departamento de Arauca.

Estos héroes de carne y hueso, ven en cada habitante de la región la representación más cercana de una madre, un padre, unos hermanos, su esposa e hijos, motivación suficiente para hacer todo lo que esté a su alcance para llevarles bienestar, alegría y si es necesario, dar la vida por defender la de cada uno de ellos.

Así lo hizo el soldado profesional Ormaza Gómez, enfermero de combate del Batallón Especial Energético y Vial n.°16  ‘Lanceros del Pantano de Vargas’, Unidad táctica de la Décima Octava Brigada, adscrita a la Fuerza de Tarea Quirón, orgánica de la Octava División, cuando un campesino quien se encontraba realizando trabajos propios de la faena llanera, cayó de su caballo y sufrió una herida en el rostro con un arma blanca.

El ciudadano consciente de las capacidades de los héroes de la patria se acercó a las instalaciones de la base militar de Puente Lipa y solicitó los primeros auxilios, donde por supuesto recibió la mejor atención humana y profesional posible.

Asi mismo, en otro hecho humanitario registrado en el municipio de Cravo Norte, exactamente en la vereda Samuco, un hombre que también se encontraba en las labores del campo sufrió un accidente con un machete resultando afectada su extremidad superior izquierda, fue atendido por el soldado regular Jhonatan Andrés Taborda Orozco, quien se desempeña como enfermero de combate del Batallón de Artillería n.°18 ‘General José María Mantilla’  

Este héroe de la patria en compañía del pelotón al que pertenece, en el momento en que desarrollaban su misión constitucional, se encontró con esta situación de emergencia, por lo que no escatimaron en esfuerzos para ayudar a sus compatriotas.

Las difíciles condiciones económicas de la mayoría de los pobladores de las zonas rurales y lo lejanas que se encuentran sus viviendas de las vías principales, les dificultan la capacidad de movilizarse diariamente hasta los centros poblados o cascos urbanos, en estos casos, desinteresadamente, los enfermeros de combate con los elementos y la medicina destinada para atender a los demás soldados de sus Batallones, les brindaron la atención necesaria para salvaguardar su integridad física.

Estos héroes están capacitados para atender situaciones especiales, permiten brindar los primeros auxilios a las personas que resulten heridas en combates ya sean miembros de la Fuerza Pública, integrantes de los grupos al margen de la ley y por supuesto brindar apoyo a la población civil que lo requiera.

Mencionadas capacitaciones, se realizan permanentemente en las instalaciones del Batallón de Instrucción Táctica, Entrenamiento y Reentrenamiento n.°18, alcanzando todas las unidades de la Fuerza de Tarea Quirón desplegadas en este Departamento, con el único objeto de salvaguardar la vida, porque Arauca somos todos… nuestra misión es Colombia.