Soldados de caballería casanareña hacen Patria entre el Meta y Guaviare

Este pelotón de soldados regulares fue reconocido por su entrenamiento y habilidades. Llenos de orgullo cuentan su experiencia.
Hace 22 días un pelotón de soldados regulares pertenecientes al Grupo de Caballería Montado n.°16 Guías de Casanare, conoció la solicitud para apoyar una importante pero difícil misión, en los límites entre los departamento Guaviare y Meta.

Treinta soldados regulares y tres suboficiales fueron seleccionados y enviados a apoyar tropas de la Fuerza de Tarea Omega, que tenían la responsabilidad de acompañar a las Fiscalía General de la Nación y la Sociedad de Activos Especiales (SAE), en la incautación de aproximadamente 1.500 reses, al parecer de frentes disidentes de las Farc, que delinquen en esa zona.

Allí tuvieron que ponerse a prueba los conocimientos adquiridos durante el entrenamiento y reentrenamiento, ya que la dificultad del terreno y las enormes distancias los obligaron a largas caminatas, cruzando monte, sabana y hasta el caudaloso río Guayabero, mojados y sin comer a tiempo, porque las condiciones climáticas no lo permitían, como lo recuerda el soldado Jeison Andrés Romero Gómez, uno de los afortunados en vivir esta riesgosa pero inolvidable experiencia, explica.

Uno se siente orgulloso, porque esto nunca lo han hecho los soldados regulares, es una experiencia más, relata Romero Gómez a la vez que resalta el excelente entrenamiento que reciben los pelotones montados en el manejo y dominio de caballos, para andar armados y dispuestos a enfrentar los retos, porque para un soldado casanareño no hay imposibles, manifiesta.

Fueron 22 días en los que la tenacidad y las habilidades de estos jinetes militares dieron sus frutos, la misión de encerrar los ganados se cumplió, sin embargo miembros de la comunidad lugareña, argumentando que esos ganados son de ellos y utilizando vías de hecho, obstaculizaron el proceso; así lo narra el cabo segundo Andrés Gutiérrez Escalante, quien como comandante de un grupo de soldados, tuvo que soportar con paciencia los insultos y ofensas de los manifestantes.

Gutiérrez Escalante recuerda que además de las largas caminatas mojados y sin poder comer, el primer día fueron hostigados, pero que gracias a la reacción no hubo situaciones que lamentar; también cuenta cómo fueron víctimas de otro atentado, afortunadamente sin consecuencias graves el nueve de abril sobre las 09:45 horas me colocan dos artefactos explosivos, los cuales son detonados a 40 metros aproximadamente del caserío donde me encontraba.

Por su parte, al término de la operación, el Mayor General Jorge Eliecer Suárez Ortiz, comandante del Comando Conjunto n.°3 Suroriente, agradeció y resaltó la labor de estos hombres de caballería, que haciendo honor a su legado Salve Usted la Patria, siendo superiores a la misión encomendada, enfrentaron con decisión los obstáculos.

La maniobra no era fácil, sacar ese ganado de la selva y cruzar el río Guayabero en era fácil, así se lo manifestamos desde el comienzo, los dos vaqueros que llevaron se retiraron, eran de la región y conocían el peligro; ustedes los soldados del Guías de Casanare, cumplieron la misión, relata el alto oficial mientras recuerda cuando la Fiscalía le informó que los vaqueros contratados no quisieron entrar al lugar, entonces exaltó que en Casanare hay un grupo montado de caballería el cual le brindó el apoyo.

¡Gloria al soldado!