Soldados que tienen el Honor como una forma de vida

El Grupo de Caballería Mecanizado N.18 General Gabriel Revéiz Pizarro es la unidad militar que brinda seguridad en esta maravillosa región.
El departamento de Arauca ha contado desde siempre con la presencia del Ejército Nacional, que en procura de contribuir a la seguridad y el progreso de la población civil ha venido evolucionando, organizando y fortaleciendo la presencia Institucional a través de Unidades Operativas que han sido claves para lograr que hoy esta hermosa región cuente con un presente próspero y un futuro esplendoroso. Actualmente se cuenta con la Fuerza de Tarea Quirón, unidad adscrita a la Octava División, la cual está integrada por la Décima Octava Brigada y las Brigadas Móviles N 5, 31 y 34 que trabajan en todo el departamento, incluyendo en su jurisdicción el municipio de Cubará en Boyacá y los corregimientos de Gibraltar y Samoré en Norte de Santander.

En la Historia del Sarare.
En la década del 60, tropas del Grupo Guías del Casanare ya recorrían la región del Sarare, que para ese entonces hacia parte del municipio de Tame y empezaba a ser habitada por colonizadores. A principios de 1983, al considerar los planes de desarrollo de las Fuerzas Militares, existía la necesidad de crear unidades tácticas en lo concerniente al Arma de Caballería, y es el 5 de Enero de 1984 que se aprueba la creación del Grupo de Caballería Aerotransportado N12 General Gabriel Revéiz Pizarro mediante resolución N021. Nombre que le fue asignado en honor al alto oficial del Arma, que se desempeñó como Ministro de Guerra. En 1.996 por disposición del Comando del Ejército la unidad pasa a ser de la Décima Octava Brigada cambiando su denominación a Grupo de Caballería Mecanizado N18 General Gabriel Revéiz Pizarro. Desde entonces esta emblemática unidad militar ha venido creciendo en el corazón de la apreciada comunidad, con quienes han estado de forma incondicional en todos los momentos de su historia.

Centinelas del Arauca, incondicionales con Saravena
Año tras año los Centinelas del Arauca como son conocidos los soldados que patrullan la jurisdicción, han trabajado en conjunto con las autoridades del orden local, velando por la seguridad y progreso de esta raza pujante, para que como dicen las letras del himno del municipio, continúe siendo la Atenas del Sarare. De ese respaldo incondicional a la población civil, han sido testigos las miles de personas que se han beneficiado con la pavimentación de aproximadamente 17 kilómetros de la ruta de la soberanía realizada por los Ingenieros Militares, lo cual ha facilitado y potencializado el intercambio comercial y desarrollo social entre Saravena y el municipio de Cubará en Boyacá.

Con Dios en todas sus actuaciones y teniendo como premisa el deber de servir, la mano amiga de los soldados también se ha visto reflejada en las más duras dificultades: situaciones de emergencia ante la furia de la naturaleza, extracciones de campesinos que se encontraban atrapados por crecientes súbitas de los ríos, la instalación del puente militar en el sector de Caño Negro, el cual durante la pasada ola invernal fue arrasado por la creciente y hasta la actualidad es la herramienta que ha permitido la movilidad y comunicación entre el importante tramo interdepartamental que se vio afectado, entre otras numerosas acciones que a diario, en fincas y veredas realizan los héroes de la patria.

Mediante Jornadas de Apoyo al Desarrollo que han incluido médicos, mercados, y la presencia del estado para los más necesitados, la realización de obras sociales, actividades cívico militares, y acompañamiento a todos los eventos que le aportan a la buena imagen y progreso del municipio, las tropas han evidenciado el alto nivel de compromiso con la región década tras década; y la exitosa celebración de los 40 años de Saravena, de ferias y fiestas en general, en donde el turismo y el deporte alcanzan cifras nunca antes vistas ha sido uno de los indicadores que en materia de seguridad resaltan el arduo trabajo de las Fuerzas Militares en esta zona del país.

Progreso y seguridad van de la mano
El dinamismo de la región, la posición geográfica del municipio que cuenta con varios kilómetros de frontera con Venezuela y la protección de sus riquezas naturales así como de los activos estratégicos de la nación, han implicado esfuerzos importantes en materia de seguridad y soberanía, en donde el desarrollo de operaciones militares ha combatido el terrorismo y el actuar criminal de los grupos armados al margen de la ley, reduciendo y restándoles campo de acción a las estructuras que han desangrado por años a la región, así como a la delincuencia común, para que la gente viva con tranquilidad y la economía se desarrolle positivamente.

En la actualidad, esta jurisdicción cuenta con el Cantón Militar de Saravena; que además del Grupo de Caballería Mecanizado N.18 General Gabriel Revéiz Pizarro, está integrado por el Centro de Entrenamiento Básico de Brigada N18, el Batallón de Instrucción Entrenamiento y Reentrenamiento N18, el Batallón de Movilidad y Maniobra de Aviación N8 y la Brigada Móvil N31, convirtiéndose así en uno de los complejos militares más integrales, cualificados y con mayor proyección en la región el piedemonte llanero, el cual en la actualidad, teniendo a más de dos mil hombres, es una de las fuentes más importantes de empleo, comercio e ingresos que benefician directa o indirectamente a miles de familias sararenses.

El Ejército Nacional expresa su saludo de admiración y gratitud hacia los habitantes del Sarare, ratificando el compromiso irrestricto de los Centinelas del Arauca por la seguridad, el progreso y bienestar de la gente trabajadora, que ha sabido superar las dificultades y trabas que los grupos armados ilegales han puesto en su historia. Prosperidad y Holgura dice el himno de Saravena, es lo que los héroes de la patria buscan como consigna, y de la mano del Dios de los Ejércitos, se seguirá aportando a la construcción del buen futuro que todos los ciudadanos merecen.