Primera galería de arte en Centros de Reclusión Militar

El Centro de Reclusión Militar de Puente Aranda en Bogotá dio vida por unas horas a la primera galería de arte temporal que abrió sus puertas para deleitar a propios y visitantes de las pinceladas de esperanza que plasman los privados de la libertad en sus cuadros.

La creación artística constituye una de las actividades ocupacionales que se convierten en un medio terapéutico para las personas que se encuentran dentro del Centro Militar Penitenciario (CMP). Consciente de ello, el Comando de Personal, Coper, a través de la Dirección de Centros de Reclusión, impulsa las actividades relacionadas para tal fin.

En todos los centros se cuenta con trabajos destacados por quienes son expertos en temas como la pintura, la escultura, la bisutería y los tejidos entre otros.

En esta oportunidad quiso darse realce a la pintura en todo su esplendor. Con una totalidad de 42 cuadros, los corredores del lugar se llenaron de pinceladas que se convirtieron en paisajes, animales, figuras descifrables e indescifrables que creaban un ambiente de libertad donde no había barrotes para la imaginación.

Durante 48 horas las actividades del penal cambiaron temporalmente dando vida a un clima artístico, que dejó ver la creatividad y estilo con los que cuentan los privados de la libertad.

Cabe resaltar que muchos de nuestros militares privados de la libertad son autodidactas en esta tarea. Además de permitirles realizar una labor admirable, esta actividad les sirve como medio para expresar su creatividad, sus pensamientos y experiencias como soldados de la patria y les deja una especialidad para desarrollar con mayor profundidad cuando recuperen su libertad.