Trabajamos para entregar zonas libres de minas en Caquetá

Un total de 68 soldados profesionales de los batallones que conforman la Brigada de Desminado Humanitario, activada por el presidente de la República, Juan Manuel Santos en el Fuerte Militar de Tolemaida, durante la celebración de los 197 años del Ejército Nacional; junto con el Batallón de Ingenieros n.°12 de la Fuerza de Tarea Júpiter, iniciaron los estudios no técnicos en ocho municipios del departamento del Caquetá para determinar qué zonas pueden estar contaminadas con minas antipersonales.

El proceso que se espera culmine a finales de septiembre, consiste en hacer un diagnóstico basado en la recolección de información con las comunidades y establecer en qué áreas hay sospecha de artefactos explosivos y municiones sin detonar para delimitarlas y permitir que los desminadores con el empleo de herramientas técnicas, liberen los campos.

Actualmente, la Dirección de Acción Integral contra las Minas Antipersonales de la Presidencia de la República, que es la autoridad articuladora del proceso, cuenta con cuatro operadores de organizaciones civiles y la Brigada de Desminando Humanitario del Ejército Nacional, cuyos hombres y mujeres, en articulación multinacional y combinada, han sido capacitados en legislación en Derechos Humanos, Derecho Internacional Humanitario, técnicas manuales y detectores de metales, con el fin de cumplir la misión encomendada el día de la activación de la unidad militar, la cual es despejar los pivotes geográficos y zonas geoestratégicas en riesgo para permitir el retorno de los campesinos a zonas históricamente impactadas por el conflicto.

El Caquetá una región geopolíticamente fuerte en Colombia, debido a la naciente economía agrícola y a la abundancia de los recursos naturales estratégicos, después de Antioquia y Putumayo, es el departamento con mayor riesgo de presencia de minas antipersonales.

Por eso, se está ejecutando el proceso de desminado humanitario en una segunda fase, con recurso humano capacitado acorde a los lineamientos del Plan de Transformación del Ejército, el cual contempla una Fuerza Multimisión, preparada para afrontar los retos y desafíos del país. Así mismo, con esta labor garantizar que los campesinos que fueron desplazados de sus tierras en el marco del conflicto interno vuelvan con seguridad a sus  territorios, sin la preocupación de tener accidentes con este tipo de artefactos explosivos.