Prevención y control de la fiebre amarilla

¿Qué es?

La fiebre amarilla es una enfermedad de áreas selváticas vírica aguda, hemorrágica transmitida por mosquitos infectados. El término “amarilla” alude a la ictericia que presentan algunos pacientes, puede cursar como una enfermedad banal y aún asintomática. Los casos se producen por invasión de los seres humanos a hábitat salvajes, donde principalmente los primates son reservorios de este virus.

Signos y síntomas

Agudo: Comienzo súbito con Fiebre, congestión conjuntival, dolor lumbar, dolor de cabeza, escalofríos, malestar general y vómito; dura aproximadamente tres días.
Remisión: De pocas horas a dos días, periodo durante el cual baja la fiebre y la intensidad de los síntomas.
Intoxicación: Fiebre, vómito negro o con sangre en “cuncho de café”, deposición negra, sangrado nasal, poca orina o ausencia de esta, color amarillo en la piel y manifestaciones en diversos órganos de la lesión hepática grave: trastornos de coagulación, hipotensión, insuficiencia renal y encefalopatía.

Medidas de prevención:

• Verificar antecedente vacunal de fiebre amarilla al 100% de la población Militar.
• Verificar previo al ingreso del personal Militar a las zonas de riesgo, que cuenten con antecedente vacunal, en caso de no contar con este, asegurar la aplicación de la vacuna 10 días antes del ingreso.
• Utilización de mosquiteros, toldillos y uniformes impregnados, para disminuir el contacto del mosquito con las personas.
• Usar repelente de mosquitos para uso de adultos los cuales no deben sobrepasar una concentración de DEET y no pueden ser aplicados más de tres veces al día.
• Evitar quitarse la guerrera y/o quedarse expuesto especialmente entre las 16:00 hrs hasta las 7:00 hrs, tiempo en que el zancudo sale a infectar.
• Evitar acostarse directamente sobre la maleza.
• Rellenar con tierra los tanques sépticos y letrinas en desuso y/o abandonadas.
• En aquellas zonas donde se encuentra personal en el área de operaciones, se recomienda que los camuflados sean impregnados con sustancias piretroides o permetrina.
• Lavar con cepillo los tanques de almacenamiento de agua, canecas, para garantizar la remoción de huevos y larvas de Aedes Aegipty y mantenerlos tapados para que no entre el mosquito.
• Drenar las aguas estancadas provenientes del agua lluvia y de todos los recipientes que contengan agua (tanques, barriles, latas, botellas vacías, cubiertas, macetas).
• Eliminar el agua de los huecos de árboles, rocas, paredes, pozos, letrinas abandonadas y rellenando huecos de tapias y paredes donde pueda juntarse agua de lluvia.
• Evitar colocar botellas plásticas y/o de vidrio atadas a los árboles y muros.
• Mantener los elementos en desuso boca abajo (baldes, frascos, neumáticos, tanques, barriles, latas, botellas vacías, cubiertas, macetas).
• Depositar las basuras en bolsas plásticas bien cerradas.
• Proteger al personal que presente síndromes febriles con mosquiteros para impedir el acceso de los mosquitos de actividad diurna y a su vez estos últimos se infecten al picar a los pacientes, en lo posible impregnar con insecticida y rociar el mosquitero alrededor de la cama del paciente.

En el ciclo operacional las medidas de prevención contra la fiebre amarilla
no debes olvidar
Por: Dirección de Sanidad Ejército