Milagro y la labor altruista de los soldados en el Huila

Milagro, así fue bautizado el canino adoptado por los soldados del Centro de Entrenamiento Básico de la Compañía de Instrucción del Batallón de Infantería n.°27 ‘Magdalena’ de la Novena Brigada, un perro callejero que deambulaba por las calles del municipio de La Plata, con múltiples dolencias; producto de una infección perdió una de sus orejas.

El deplorable estado del animal condujo a las tropas a adoptarlo, trasladarlo hasta el Batallón de Instrucción, Táctica, Entrenamiento y Reentrenamiento n.° 9 e iniciar una juiciosa tarea de curación, que comprendió canalización, suministro de suero y medicamentos para controlar la infección.

Más de 15 días de amor y acompañamiento han incidido en la rápida recuperación del canino que ahora no solo acompaña a los soldados en sus labores de entrenamiento táctico, sino que además se entrena como uno más para contribuir con el cumplimiento constitucional que le ha sido encomendado a los soldados de la Novena Brigada.

Una labor que demuestra el compromiso de los soldados con la fauna, su protección y cuidado; tarea que hoy redunda en el logro de un amigo más, un aliado en la búsqueda de la paz y la tranquilidad de los habitantes del territorio ‘Opita’.