Actitud combativa para alcanzar la victoria

Para obtener una Institución centralizada y unificada por sus integrantes se debe mantener la esencia misma del ser soldado, la actitud combativa, que es la combinación existente entre sentimientos, pensamientos y formas de actuar que hacen que nuestros héroes den todo de sí en busca del cumplimiento de la misión, cuya mayor recompensa es la satisfacción del deber cumplido.

Sin embargo, estos sentimientos, pensamientos y comportamientos se ven influidos de forma decisiva por elementos ajenos a la persona: las condiciones mismas de las operaciones militares, la calidad y oportunidad logística, la difusión a través de los medios de comunicación de acciones (positivas o negativas) de la tropa, la influencia de los casos jurídicos, el apoyo (o no) de la familia, el cumplimiento de las políticas de bienestar, entre otros factores, hacen que en ocasiones esta moral combativa se afecte de manera significativa.

Por tal razón, a continuación encontrará una serie de iniciativas que le ayudarán a mantener el ímpetu del combate aún en condiciones adversas.

  • Recuerde siempre que de sus pensamientos dependerán sus sentimientos y sus actuaciones. Si usted comienza el día con pensamientos positivos, seguramente tendrá un día lleno de éxito; si por el contrario, llena su mente con ideas negativas, el resultado será negativo.
  • Disfrute cada día y cada actividad que realice. En la medida en que usted se motive y motive a sus compañeros para adelantar las actividades cotidianas, logrará obtener los resultados esperados mejorando su desempeño.
  • Es usted el que decide. Cada reto que se presenta está acompañado de sentimientos y pensamientos que usted elija imprimirle. Tenga en cuenta que cada momento será tan feliz o tan triste como usted determine que sea.
  • La conciencia es la que le permite tener bienestar o malestar. Actúe siempre con conciencia de sus actos, de esta manera tendrá la frente en alto y la tranquilidad asegurada.

IMG_3738

  • Tenga presente en cada momento su vocación y compromiso como soldado. Usted debe estar en el Ejército por vocación, por amor a la Patria, por voluntad de servicio y por una Fe inquebrantable en la Causa y no por una opción laboral.
  • Fomente siempre la actitud positiva como imagen personal e Institucional. Recuerde que usted hace parte de una de las Instituciones con mayor credibilidad en el País, es su compromiso mantenerla con su ejemplo.
  • Practique con disciplina los principios y valores que rigen su vida, desde el desarrollo de todas sus potencialidades como ser humano, para cumplir sus metas y propósitos.

Finalmente, siguiendo estos sencillos parámetros se dará cuenta que poco a poca va a cambiar su forma de pensar, de sentir y de actuar, será usted una persona nueva con una actitud positiva que le permitirá obtener todos los resultados que usted, la Institución y la Patria esperan.